sábado, 1 de febrero de 2014

JORNADA DE SOCIALIZACIÓN CANINA

¿Quién nos lo iba a decir? ¡Acabamos de empezar con las jornadas de socialización canina y ya son todo un éxito!
La primera jornada fue el pasado 15 de Diciembre, realizamos una ruta por la Marjal de Gandía. Éramos un grupo de alrededor de 7 perros y más de 15 personas. Disfrutamos de un entorno único, nos parece que poco valorado, quizás por la cercanía o por lo poco que sabemos de él.
En esta primera excursión, Isabel Mª , la guía del grupo, nos contó muchas cosas del ecosistema y de la fauna y flora que allí viven. ahora lo conocemos mejor, y seguro que volvemos por nuestra cuenta a dar un paseo por la Alquería del Duc o por el Ullal Negre. Yoda y yo seguro que volvemos.
La segunda jornada de socialización canina, fue el domingo 26 de Enero. Esta vez fuimos a conocer la vía verde del Serpis, saliendo desde Villalonga en dirección a Lorcha. Nos desplazamos con los coches hasta la cantera, un poco más allá de la fuente de la Reprimala.
Entre los asistentes había repetidores, como Kenzo, Leo y sus familias, y perras y perros que se estrenaban en el grupo de ISA, como la pequeña Neu y la gran Sasha, el bueno de Thor y el insistente Pelusa. También vino Rai, que aprovechó la ocasión para buscar familia adoptiva; en este momento está de acogida, pero con lo bueno y guapo que es, seguro que la encuentra pronto.
Debíamos tener cuidado por el intenso tráfico de ciclistas que encontramos en la ruta... al grito de "biciiiiii"  o "cocheeeee" cada persona localizaba a su perro o perra, o se hacía cargo de la que le pillara más cerca, mientras pasaban... y enseguida otra vez a correr, saltar, jugar, olisquear, rebozarse en los charcos, ¡qué maravilla! grandes, pequeños, machos, hembras, atrevidos y miedosos... ¡todos y todas lo pasaron en grande!
Pablo, nuestro educador canino estuvo muy relajado. Los perros se relacionaron entre todos muy bien, y como siempre... supieron resolver sus diferencias mejor que cuando intervenimos las personas.
Isabel Mª, nuestra educadora ambiental, también estuvo muy relajada... y es que ¡el entorno es tan bonito que hablaba por sí mismo! Cuando nos propuso dar la vuelta, la mayoría estuvimos de acuerdo en seguir un poco más, otros 45 minutos. Llegamos hasta la fábrica de la luz, donde las personas sacamos el almuerzo y nos lo zampamos a dos carrillos, mientras los peludos bebían y se refrescaban a la orilla del Serpis.
Según Isabel Mª, llegamos a la mitad de los 2 riuraus y los 4 túneles que tiene la vía verde. La próxima vez ¡vamos todo el día para que nos de tiempo a hacer la ruta entera!
En fin, una mañana maravillosa, disfrutando del aire libre y del entorno.
¿Te vas a perder la próxima? te esperamos el 16 de febrero. Isabel Mª está deseando mostrarnos la Marjal de Oliva-Pego.
Gloria Escrivá